Twitter Facebook
SEMBLANZA \ Por Oscar Bruno Cedrés

WALDEMAR “EL PIBE” ALTEZ

Publicado el 18 de diciembre de 2013, dentro de la cateogoría Semblanzas.


WALDEMAR “EL PIBE” ALTEZ 

El “Pibe” Altez, fue uno de los jugadores del fútbol de Rocha que brillaron por los sesenta y setenta. Nacido en la Villa Velázquez, el 25 de julio del año 1948, curso la Escuela y el Liceo en la citada localidad rochense.

Hincha de Peñarol en Montevideo, del River Plate rochene, empleado por muchos años en Berwat, propietario también por varios años del recordado Restaurant El Cañaveral, en la calle Ramírez, donde tuvieron su sede Irineo de Espada y también River Plate, hoy jubilado, vive disfrutando de sus nietos, en su casa del Barrio La Alegría de nuestra capital departamental.

Allí lo entrevistamos, junto a su señora esposa, su pequeño nieto Thiago y la mascota, “Pelota” el perro. Su sobre nombre de “Pibe” proviene de que cuando comenzó a jugar al fútbol en la Villa y lo comparaban con aquel gran jugador de Peñarol, el “Maestro” Don José Piendibeni, y achicándolo quedó en solamente “Pibe”.

Comenzó su intensa carrera futbolística en el Club La Boca, de la Villa de Velázquez, jugando campeonatos donde además participaban Estudiantil, Independiente de Malán y Hueso Duro. A veces el equipo de la casaca azul y blanca participaba en torneos relámpagos en localidades vecinas como José Pedro Varela, Lascano y Rocha.

Jugó hasta el 65 en dicha Institución, teniendo entre otros compañeros a recordadas figuras del fútbol de la Villa como el “Gallego” Nelson Martínez que jugara en Rocha y también en Montevideo defendiendo al Salus, Milton Sahban, Manuel Acevedo, el “Pardo” Alemán que alcanzó a jugar en la 3ª. de Peñarol capitalino, el “Chincheta” Pereyra, su hermano el “Pincho” Pereyra que era golero, Pintos, el gran Fermín Silvera el campeón del Este del Quinquenio, ya en sus últimas actuaciones.

En 1965 va a Racing de Montevideo, con 17 años, juega en la 4ª. División dirigido técnicamente por Ranzone, que fuera técnico de selecciones uruguayas juveniles, teniendo entre otros compañeros a Iribarne que luego jugara en la primera, y  compartiendo prácticas con Ladislado Mazurkiewcz que ya integraba el equipo principal que era dirigido por entonces por el campeón del Mundo con Uruguay y Peñarol, William Martínez.

No son épocas buenas económicamente en dicha Institución y el “Pibe” Altez resuelve venirse a la ciudad de Rocha, lo hace en la vieja y recordada ONDA.

Llegan a Rocha, baja en la Agencia Onda de la calle 18 de Julio, y se encuentra con el “Chivo” Rodríguez, por entonces golero del Peñarol de Rocha quien allí mismo lo invita a ir a solicitar trabajo a Berwat, donde estaba Walter Willebald. Esa misma tarde comienza a trabajar y ya arregla con Peñarol al que defiende durante 4 temporadas.

Juegan en la Divisional “B” y debuta frente al Deportivo La Rural, al que derrotan por 1 gol a 0. En ese período tiene como compañeros entre otros a Dusty Sosa, Milton Maguregui, Víctor González, el “Tiznado” Cardoso, Nelson Veró, el “Zurdo” Bergamasco, Roberto Imber, Orlando Bener, Alberto Corbalán, Fernando Rocha, siendo dirigidos por el “Patón“ Walter Casella.

Estando jugando en la Divisional “B” integra la selección de la misma, formando una formidable delantera con Roberto Imbert, él, el “Pepe” Dameno, Alberto Corbalán y el “Zurdo” Bergamasco, un quinteto de novela. En la primera temporada en Peñarol, logran el ascenso como vice campeones detrás de Rampla que es ganador, tiempos que ascendían dos clubes por temporada.

Luego pasa a defender a River Plate llevado por Byron González, ganando menos que lo que le ofreció el “Minuano” Carreras dirigente de Nacional, para que pasara a defender a los albos rochenses, pero  por aquello que en el decano la camiseta es igual a la de Peñarol, el “Pibe” firma con los aurinegros.  El día que pide pase también lo hace para River el “Cholo” Menosse, y el “Cholo” Kerpo  para Nacional.

En los decanos está 8 temporadas, logran el título de campeones de un Preparación superando en la final a Nacional por 3 goles a 1. El ”Pibe” convierte un gol, de más de la mitad de la cancha tira al arco albo que era defendido por el “Bocha” Rotela y la pelota entra para alegría de la parcialidad riverplatense, el que queda en el mejor recuerdo del jugador proveniente de Villa Velázquez.

Fueron algunos de sus compañeros en River; Gerardo Melitón,  Juan Carlos Olivera, José Delgado, el “Pepe” Dameno, el “Cacho” Bonilla, Milton de la Torre, el “Pata” Rodríguez, Franklin Masa  y Julio González que eran de San Carlos, la “Muda” Nogueira; el “Caco” Pereyra, Carlitos González; Alcides Rivero, el Profe, Fernando González, el “Sabalero “  Sosa, el “Flaco” Peña.

Luego pasa a defender a Irineo de Espada, lo hace hasta la famosa final jugada en el Sobrero por el ascenso frente al Deportivo La Paloma, la noche que el golero Bogado del equipo palomense, les convierte un gol sobre el final del partido, el del empate y luego en la definición por penales les ataja tres y les convierte otro, obteniendo así el Deportivo el ascenso,  lo que lleva al “Pibe” a dejar el fútbol.

Jugo en el Deportivo Artigas en calidad de préstamo por 3 meses, en un torneo militar jugado en la ciudad de Minas, en la cancha del Guaraní, donde fueran campeones.

Y luego también  otro torneo en Montevideo, en la cancha de la Escuela Militar, donde los rochenses fueran cuartos, pero el “Pibe” fue el goleador del torneo.

Tuvo como compañeros en ese pasaje por la entidad militar rochense;  al “Caco” Quintián, a Marcos Sosa, a Bitermo Moreno, al “Toconoro”; a Willy Rodríguez, al “Brujo” Molina como golero, siendo el director técnico Lavalleja Pereyra.

También defendió la selección rochense en torneos de la zona Este, períodos que fueran técnicos del combinado el Mayor Hermes Huelmo con el Mayor Oscar Píriz como preparador físico, el “Coco” Spósito, Carlitos Silvera, entre otros. El año que la dirigió Walter Brienza, fue citado pero ya no quiso jugar más.

Eran selecciones que tenían al “Pepe” Dameno, a “Manicera” Carrero, al “Tero” Revelez, al “Pochito” Martínez, a Milton Maguregui, Nelson Casco, Clodomiro Lugo, el “Ruso” Hugo Acosta, el “Pata” Carlos Julio Rodríguez, al “Pato” Nelson González, al “Pepe” Rótulo, Ramón Sosa, Víctor Homero Guaglianone, el “Colorado “ Villareal, el “Indio” Iroldi, Juan Carlos Pereyra “Carvalito”; el “Minino” Molina.

Defendió a la selección de Rocha en el campeonato departamental que la final la jugaran frente a la representación de la Villa Velázquez, su pueblo natal, cosa que no causó mucha gracia en sus viejos coterráneos. En ese torneo, la primera final se jugó en el Sobrero, ganó Rocha y el “Pibe” convirtió dos goles, en la revancha en Velázquez empataron en un gol, y nuevamente el “Pibe” convierte, dando así el título de campeón a la representación capitalina.

Como anécdota de su pasaje por el combinado queda la del partido jugado en la localidad de Batlle y Ordoñez, donde iban ganando por un gol y pierden finalmente 3 a 1, con tres goles en contra. Partido que es fracturado el defensa Carlos Julio Rodríguez el “Pata” y juega su último partido con la casaca celeste Floduardo Pereyra. El viaje de regreso fue de más de 12 horas, había inundaciones y tuvieron que atravesar medio país para poder llegar a nuestra ciudad, las rutas de Lavalleja, Florida, Canelones, Montevideo, Maldonado, y finalmente Rocha fueron las que tuvieron que transitar, con una derrota a cuesta y un jugador fracturado acostado sobre un colchón en el ómnibus del recordado Dufou.

Jugando en la selección en la temporada de 1968, fue elegido el “Jugador Revelación” de la misma, por el Diario montevideano “La Mañana” que tenía como corresponsal en Rocha al “Brasilero” Onelly Correa. Entre ala o puntero izquierdo era su lugar en el campo de juego, veloz, encarador, hasta la temporada de 1974 lució su pinta de crack el “Pibe” Altez, al que hoy dedicamos esta semblanza.